Por qué la ética es importante en el ejercicio de la auditoría

La ética es una pregunta que hacerse uno a sí mismo. Hay personas que la escuchan y con esfuerzo la contestan. Hay otras que la convierten en pregunta retórica. Este artículo hace retórica de la ética profesional, en mi caso para la auditoría.

Todas las profesiones cuentan con principios y normas de ética. Dentro de la contabilidad se podría decir que es la Auditoría la especialidad a la que se le presta una mayor atención debido a que los auditores frecuentemente se enfrentan con dilemas éticos que tienen un efecto directo sobre aquellas personas que lean el contenido del informe de auditoría emitido. Deben de tener una gran capacidad de juicio profesional y un desinterés absoluto en relación con la empresa sobre la que están elaborando una opinión.

Pongamos como ejemplo una película titulada “La caja”. Un extraño hombre aparece en nuestra puerta con una caja, nos dice que si presionamos el botón que contiene, recibiremos un millón de euros, pero al presionarlo una persona que no conocemos morirá. Claramente no queremos matar a nadie porque sabemos que está mal, pero el dinero parece cambiar por completo nuestra forma de afrontar ese hecho. Pues así funciona la ética.

Fuente: https://matthewgmccracken.wordpress.com/2013/12/26/money-made-flesh-a-new-incarnation/
Fuente: https://matthewgmccracken.wordpress.com/2013/12/26/money-made-flesh-a-new-incarnation/

Ya en este tema digamos que vamos a ir al cine a ver una película con el título de: “El auditor que se llevó un maletín con dinero por haber hecho algo no ético” .En el final de la película este auditor consigue llevarse una gran suma de dinero por su comportamiento pero no sabemos si lo cogen o no. Nominada para el Óscar de mejor guion original basado en hechos reales.

Haciendo un ejercicio de empatía durante la película yo me sitúo como protagonista (usemos la imaginación) y llega esta pregunta que he dicho antes. A mí la pregunta me surge con las palabras: ¿Yo lo haría? Si a ti te ha llegado de repente una respuesta en forma de sí o no, ¡enhorabuena! Posiblemente eso sea tu respuesta subconsciente. Podríamos decir que esta sale de tu base ética.

Hablemos de esta base. ¿De dónde puede haber venido?

  1. Del colegio.
  2. De tu familia.
  3. De tu entorno social.
  4. De tu formación académica universitaria.
  5. De tus estudios como auditor.

Tras darle vueltas un rato, llego a la conclusión de que hay tantos factores diferentes que esta base es propia de cada individuo. Uno tendrá unas cosas y otro tendrá otras. Cada uno actuará de un modo al verse envuelto en una situación de RIESGO ÉTICO REAL.
Si la persona actúa con libertad y decide por si misma estamos hablando de una AUTOREGULACIÓN.
Sobre esta base que cada uno tenemos y que forma parte de nuestra educación personal, vamos a construir una serie de variaciones. No siempre vamos a actuar conforme a nuestra decisión, ya que hay factores que van a cambiarla. Si esta va en contra de la ley o si hay una norma que nos impide hacer eso que teníamos pensado hacer, estamos siendo regulados. Estos son AGENTES REGULATIVOS EXTERNOS. Con su ayuda es más probable que tomemos el camino del bien. Es por tanto imprescindible que las leyes y normas sean capaces de ayudar a todos y en todos los casos.

Con la fórmula BASE ÉTICA + REGULACIÓN EXTERNA = BUEN COMPORTAMIENTO, vemos que a peor base ética, la regulación externa gana importancia.

La ética puede llevarnos por dos caminos, el del bien y el opuesto, pero en esta sociedad del siglo XXI empiezan a difuminarse las líneas que antes nos marcaban tan claramente el camino.
Pero los caminos se complican y a nadie le gusta ser el malo de la película, la ética es común a los humanos indiferentemente de su profesión, pero probablemente a un policía no van a ofrecerle 600.000 euros por quitar una multa de 600. Esta relatividad amplia la dificultad para poder dar un juicio de lo fácil o difícil que es acertar en nuestra decisión. En mi opinión me gustaría poder decir que la cantidad de dinero no es relevante pero realmente pienso que no es así. Hasta las éticas mejor construidas podrían tambalearse con el golpe de un maletín, o de un sobre como los llaman hoy en día, y sólo queda esperar a que ese momento llegue para poder realmente ver cuál sería nuestra respuesta.

Bibliografía:

http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtual/publicaciones/quipukamayoc/2001/segundo/etica_auditoria.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s